Como Fabricar Cerveza

Como Fabricar Cerveza

La cerveza es una bebida fermentada elaborada a partir de cuatro ingredientes básicos para la elaboración de cerveza: malta de cebada, lúpulo, levadura y agua. Se denomina malteado a la técnica de germinar la cebada y luego secarla, se utilizan diferentes técnicas para secarla para lograr diferentes colores y tostados. Las enzimas que aparecen de esta manera convierten el almidón del grano en azúcar invertible, que luego la levadura convertirá en alcohol. Además de la malta de cebada, la cerveza también contiene otros cereales como trigo, centeno y avena, o aditivos como arroz, frutas, frutos secos y especias. Los conos se derivan de la planta del lúpulo, ya sea en forma de flores, gránulos o extractos de aceite. El lúpulo no solo es el causante del sabor amargo de la cerveza, también es un conservante natural y aporta sabor, aromas afrutados y herbáceos según la variedad.

Paso 1.
Selección de Maltas

Al fabricar cerveza se comienza con la selección de la malta según la receta a realizar. Se pueden agregar maltas especiales complementarias a la malta básica para lograr ciertos matices. El tostado de la malta proporciona diferentes sabores y colores. Por ejemplo, la malta muy tostada tiene un sabor marrón y una apariencia oscura, o la malta menos tostada tiene un sabor a chocolate y nuez y marrón.

Paso 2.
El Molturado

La elección de la malta es seguida por la molienda, incluida la trituración de granos, pero no para producir harina, sino para tomar las medidas suficientes para aumentar el rendimiento en lugar de convertir el jugo de uva en una pasta.

fabricar cerveza

Paso 3.
El Macerado

A continuación, los granos triturados se sumergen en un tanque que contiene agua caliente de 65ºC a 70ºC durante una hora o una hora y media, y también se puede realizar el escalado de temperatura. El remojo es similar al remojo de las bolsitas de té. En esta etapa se debe obtener cerveza, y su dulzor es sobresaliente, porque todo el azúcar modificado por la enzima se extrae del grano. La maceración finaliza con el reciclado y filtrado del mosto para eliminar todo el bagazo inútil y los elementos sólidos.

Paso 4.
Ebullición

Después de separar del grano, transfiera el jugo de uva a una olla y hierva durante una hora. Se recomienda abrir el recipiente cuando el jugo de uva comience a burbujear. Por lo tanto, los compuestos no deseados se evaporan. Durante el proceso de ebullición se introducen diferentes variedades de lúpulo. Los lúpulos que provocan amargor se agregan al inicio de la ebullición. El que da el sabor, quince minutos antes del final. Al final de la ebullición, se debe agregar el lúpulo, que proporcionará el aroma que resalta en la cerveza. En el proceso de ebullición, se debe eliminar toda la espuma de proteína producida por el lúpulo para suprimir el mal sabor de la cerveza y obtener una cerveza más transparente.

como fabricar cerveza

Paso 5.
Enfriado

Use bobinas de metal para enfriar inmediatamente la mezcla lo más rápido posible para evitar la contaminación o cambios de sabor. Se filtra y se traslada al tanque de fermentación. Dependiendo del estilo de cerveza, lager o ale, se debe mantener una u otra temperatura. Esto se debe a que cada tipo de levadura funciona en diferentes condiciones. En la cerveza de baja fermentación llamada Lager, la temperatura rondará los 5-10ºC, en la cerveza de alta fermentación llamada Ale, la temperatura será de 18-23ºC. Cuando el mosto se transfiere al fermentador y alcanza la temperatura correcta, se agrega la levadura y se cierra el fermentador.

Paso 6.
Fermentación y Embotellado

Al inocular la levadura en el fermentador, conviene remover la mezcla para oxigenarla; así­ se facilita la acción y reproducción de las levaduras. Estos microorganismos consumen parte de los azúcares y producen alcohol y dióxido de carbono. Depende del estilo, pero la mayoría de cervezas tardan en hacer la primera fermentación una semana. Una vez pasado el tiempo de trabajo del primer fermentador se trasvasa la cerveza a un segundo fermentador o acondicionador. Tras la segunda fermentación que dura entre dos y tres semanas, se embotella o se embarrila la cerveza, dejando que se produzca la tercera y última fase de fermentación que permite el acondicionado de la cerveza. Se puede añadir algún tipo de azúcar para provocar una tercera fermentación en botella o barril con el objetivo de que contenga gas suficiente y se estabilice la levadura.

Cómo hacer Cerveza artesanal y casera.